Monday, February 19, 2007

Un animal felíz o de cómo la genética alegró la vida de un pato


A este pato nunca le van a faltar minas: tiene cuatro patas.

2 comments:

La noche continuada said...

Buuu!!!me hiciste reir, pero igual BUUUU!!

Barna said...

Malditos cientificos locos...