Tuesday, May 01, 2007

¿Qué es un brasilero?

Siempre pensamos que los brasileros son nuestra representación antagónica, que nosotros los argentinos, más que nada los porteños, somos todos tristes, grises y lacónicos y que, por el contrario, ellos son la alegría, la joda y la buena onda.


Bueno… ¡NO!

En resientes estudios que este blog realizó en el campo de la antropología, descubrimos que los brasileños no son nada de eso sino son lo que dimos en llamar ‘escupidores de asado’.

Entre sus usos y costumbres descubrimos un denominador común: arruinan mitos y records. Esta es su naturaleza, esta su función en la tierra.

  • Tenemos la calle más ancha del mundo! No, ahora está en Brasilia.
  • Tenemos al mejor jugador de todos los tiempos! No, ellos también tienen a Pelé y si no te gusta tienen una lista de 500 que son iguales o mejores para escoltarlo.
  • Tenemos todas las minas! No, seguro viene un brasileño que baila carnaval y también mejor dotado.

Ni hasta irnos a las manos! Los sucios hasta inventaron dos artes marciales, una que te enseña a bailar mientras tratan de pegarte y la otra que te tira al piso y te viola! (Capoeria y Brazilian Jiu Jitsu).

Por eso, no son alegres, solo se ríen de nosotros.

8 comments:

Barna said...

Chipi, tras pensarlo un rato creo que tenes razon. Desde hace tiempo percibo un sentimiento de inferioridad respecto de los brazucas del cual renegamos.

Igual, Pele debuto con un pibe...

Mr. Goodman said...

Y garrincha con una cabra.

Anonymous said...

che vos que te haces el comprensivo en malelemento, te pregunto qu epasaría si se te meten en tu casa,con la excusa de que es la tierra prometida...y hagamso de cuenta que la "ley" los ampara a ellos, vamoss a ver si no te da por la "opción violenta occidental" o el ponga la otra mejilla cristiana.
Si, para hablar boludeces descomprometidos es muy fácil...

don-

Barna said...

A ver, esto no es el jardin de infantes. Que haces trayendo una discusion de otro blog aca? Ubicate por favor.

Mr. Goodman said...

Sin duda Don te llamaría a vos para que les hables de moral cristiana.

Luigi said...

Es verdad, se rien de nosotros. Y lo que es peor, en cada risotada nos recuerdan que ellos, tan oscuros, tan bailarines, tan PT, tienen todo más grande que nosotros!
Qué nos importa! hay que matarlos con la indiferencia (como al "don" ese que escribe incoherencias), hay que ignorarlos. A quién le importa el tamaño! A quién????

Luisito (el breve)

Barna said...

Y los brazucas actualizan los blogs...

Mr. Goodman said...

Jajaja! Grande Luigi! A quién le importa el tamaño! Ya lo dicen, no importa lo... mejor dejemoslo ahí.

Eche, vamos sin exigencias, soy una mente creativa! Actualizo una cosa a la vez! Mira el resto! Ja!